EL CASTILLO DE LOARRE, Huesca, bajo la mirada poética de Alejandro Alagón

CASTILLO DE LOARRE

El castillo de Loarre (siglo X), tiene el título de ser el castillo fortificado más antiguo de España. Está en la sierra de Loarre, provincia de Huesca. Según Ricardo del Arco, “la fortaleza románica más importante del Alto Aragón y de España es el castillo-abadía de Loarre”. Este Bien de Interés Cultural construido en el siglo XI es un bello exponente de arte románico que ha llegado hasta hoy sin  apenas remodelaciones que desvirtúen su pureza. Representa uno de los mejores exponentes de la arquitectura militar y civil de España y, probablemente, de Europa Está en buen estado y se puede visitar.
Un poema del poeta oscense Alenadro Alagón, nos abre las puertas de esta fortaleza cubierta de historia y alguna leyenda.

 Nada puede vencer el carácter tan áspero de las viejas montañas,

su vertical bravura curtida en los inviernos más hambrientos de nieve,

en la embestida seca, la tozudez del cierzo, en el hielo que incordia,

desordena las luces, en la caligrafía oscura de los líquenes.

¿Puede el hombre domar la furia del peñasco? ¿ Y puede desafiar

las leyes del olvido, que borran la ambición de los grandes ejércitos?

¿Y puede coronar esa inmensa columna de piedra con sus torres,

buscando la atalaya más oportuna para vigilar al contrario?

Sancho Ramírez quiso convertir un pináculo de roca en su utopía,

asomarse al abismo, ser el dueño de un mundo de agrestes paisajes

que se arrodillan junto a las viejas llanuras de vides y de olivos,

quiso alcanzar la cima, emular a las águilas, asustar al rival

con su demostración de poder en la altura, a pesar del relámpago,

con la audacia más sólida del maestro cantero que envaina las paredes

en los muros de roca viva, logrando un mestizaje de riscos y sillares,

de almenas y oraciones, corazas y cogullas, sotanas y lorigas.

El castillo se yergue abrazado al vacío, con sus hombros robustos

y su grito secreto tiñendo el horizonte de curiosos matices

y sus entrañas lóbregas que esconden la memoria de sucios calabozos

y el vuelo de los buitres que atraviesan los páramos y las crestas más finas.

Es un lugar angosto, cosido a los breñales, que se asoma en la oscura

maleza de los siglos, de paredes macizas y un grosor considerable,

un paraje que guarda la nostalgia de monjes, de fornidos guerreros

que un día galoparon buscando la conquista de nuevos territorios

El rey sintió la lluvia de caballos cubriendo la llanura de polvo,

y cercó las murallas de Huesca con decisión señalando los puntos

más débiles del lienzo, a merced del arquero, de la afilada flecha

que mordió la armadura y derrotó al monarca en un charco de sangre.

Pero sus descendientes no sentían afecto por ese gran castillo,

decidieron cambiar su lugar de residencia, evitar los inviernos

tan crudos, el inhóspito clima, la lejanía, su abrupta situación,

y prefirieron otro sitio, la fortaleza de Montearagón.

Loarre entró en un tiempo de abandono, sufriendo prolongados periodos

de letargo, orgulloso de su historia, refugio de algunos bandoleros,

custodiando una joya, esa asombrosa bóveda que acogió los rebaños

de ovejas en las épocas más duras y difíciles, salvándolas del frío.

Sancho Ramírez sigue recorriendo las tierras que antaño fueron suyas,

aquellas que pisaron varios rinocerontes lanudos, paquidermos,

o la tribu prehistórica que excavó en una roca su singular necrópolis

o el director de cine que enseña a los actores el mundo de sus miedos.




CASTILLO DE LOS CALATRAVOS O DE ALCAÑIZ, Teruel

CASTILLO DE LOS CALATRAVOS O DE ALCAÑIZ

Este Castillo tiene sus orígenes sobre el siglo XII y posíblemente sobre los restos de una antigua alcazaba árabe. Perteneció a la Orden de Calatrava. y en él es posible que se celebrasen las Cortes Aragonesas durante los siglos XII y XIII.

En la torre del homenaje, hay importantes pinturas murales de estilo gótico lineal de principios del siglo XIV, con temas caballerescos. En este siglo, se completan las dependencias conventuales así cmo las murallas que rodean la fortaleza.

Está diferenciado en dos partes: la Norte, en la que se encuentran  las construcciones medievales, y la Sur, con el palacio barroco de los Comendadores de marcada estructura civil. Esta última es lo que actualmente `pertenece  a un Parador de Turismo.

Imágenes de las pinturas medievales:

   
  

Visitas
Puede visitarse con guía de 9:30 a 13:30 horas y de 16 a 18 horas, excepto lunes y martes. Teléfono (978) 83 04 00.




CASTILLO DE ALIAGA, Teruel

CASTILLO DE ALIAGA

Este Castillo (siglo XI-XII) está situado en la provincia de Teruel, en el pueblo de Aliaga, perteneció a la orden de San Juan y es una fortaleza con tres zonas completas de murallas.
Su estado es de runa, pero se puede visitar.
Para saber más sobre este castillo:http://www.castillosdearagon.es/index.php?sec=6&fort=56




CASTILLO DE ALQUEZAR, Huesca

CASTILLO DE ALQUEZAR

El castillo de Alquezar (siglo IX), o castillo de los descendientes de Jalaf, está inmerso en la comarca del vino de Somontano en Huesca. Jalaf ibn Rasid levantó a comienzos del siglo IX esta fortaleza como enclave defensivo frente a los núcleos de resistencia pirenaicos cristianos, en este caso, frente al condado autóctono de Sobrarbe. En torno a 1067 es conquistada por Sancho Ramírez (hijo de Ramiro I) y se convierte en fortaleza cristiana -“Castrum Alqueçaris”- frente a los musulmanes, constituyéndose en punto clave para posteriores etapas de la Reconquista. Se dotó la fortaleza con guarniciones militares asistidas por una comunidad agustiniana. En 1099, se consagró como capilla real la iglesia de Santa María. La iglesia fue consagrada en 1099, en la época del abad Galindo. A medida que el proceso de la Reconquista avanza hacia tierra baja (Barbastro, Huesca,…) pierde importancia como fortaleza militar estratégica y se convertirá en una institución religiosa y centro comercial de la comarca, conocida como “priorato alquezarense”. La abadía se convirtió en priorato en 1149.Está en buen estado y  se puede visitar.
Para saber más sobre este castillo; http://www.castillosdearagon.es/?sec=6&fort=70




CASTILLO DE MONZÓN, Huesca

CASTILLO DE MONZÓN

Este Castillo se encuentra en la población que lleva su nombre (siglo X), inmerso en la provincia de Huesca, en esta fortaleza estuvo de niño el futuro rey Jaime I, siempre bajo la protección de los caballeros del Temple.
Este castillo se puede visitar, está en buene stado
Para saber más sobre este castillo: http://www.legendaria.es.tl/Zona-de-juego-d–Castillo-de-Monz%F3n–k1-Huesca-k2-.htm




CASTILLO DE SIBIRANA, Zaragoza

CASTILLO DE SIBIRANAEste Castillo (siglo IX) situado en las tierras de las CincoVillas, en la provincia de Zaragoza. Fue escenario de luchas entre navarros y musulmanes. Entres sus habitantes estuvo la familia muladí de Banu Qasi y que les fue arrebatado por las huestes del monarca navarro Sancho Garcés I. Perteneció durante una época  a la poderosa familia de Los Luna.
Es propiedad privada y se puede visitar.
Para saber más sobre este castillo: http://www.romanicoaragones.com/fortificaciones/12-Sibirana.htm




TORRE ABIZANDA, Huesca

TORRE ABIZANDA

Esta Torre (siglo X) situada en la población del mismo nombre en la provincia de Huesca. Vigilaba los pasos de la zona de Cinca así como la cuenca del río Isábena. Tiene unos 25 meros de altura y un espesor  de sus muros de unos 2 metros.
Esta en buen estado y se puede visitar.
Para saber más sobre esta Torre:http://www.romanicoaragones.com/fortificaciones/05-Abizanda1.htm