EL GENOCIDIO CAMBOYANO DE POL POT. EL RÉGIMEN DE LOS JEMERES ROJOS (1975-1979), por Alfredo Pastor Ugena

untitledEste año se cumple el treinta aniversario (1979-2009) del final del Régimen, en Camboya, de Pol Pot, cuyo verdadero nombre era Saloth Sar. Un buen momento para recordar a este “iluminado” comunista de tendencia maoísta responsable de la muerte de miles de inocentes . Fue el principal líder de los grupos guerrilleros armados conocidos como Jemeres Rojos .Convirtió al actual Reino de Camboya en la «Kampuchea Democrática«, bajo el poder de su régimen entre 1975 y 1979. Abanderó durante la época señalada lo que se conoce como el genocidio camboyano, que en la actualidad es la principal razón de la constitución de un tribunal internacional desde 2006 para juzgar a los líderes supervivientes del régimen. Durante tres décadas la justicia internacional ha dado la espalda a Camboya y el holocausto ocasionado ha permanecido impune.

tn_khmerTerminada la Guerra de Vietnam (19581975), Pol Pot conquista el poder en Camboya, en 1975. Llevó a cabo una drástica política de reubicación de la población de los principales centros urbanos hacia el campo como una medida determinante hacia el tipo de comunismo que deseaba implantar: un maoísmo ortodoxo y partiular. Los medios empleados incluyeron el exterminio de los intelectuales y otros «enemigos burgueses«. El resultado de ello fue la desaparición de al menos un millón y medio de personas, entre ejecutados, desaparecidos, muertos por malnutrición, trabajos forzados y  enfermedades  Su política incluía asimismo la oposición a Vietnam que hizo efectiva con numerosos ataques a ese país, [lo que causó una invasión masiva de Camboya por los vietnamitas, en 1979, que precipitó la caída de este régimen.

FOTOCD50/EL HOLOCAUSTO CAMBOYANO
Genocidio urbano. Entre 1975 y 1979 murieron en el país asiático de Camboya casi dos millones de personas. Fueron ejecutadas o fallecieron por agotamiento en los campos de trabajos forzados o de inanición dentro de una drástica política de reubicación de la población de los principales centros urbanos hacia el campo como una medida determinante hacia el tipo de comunismo que deseaba implantar el líder del régimen, Pol Pot., quien tenía t una conocida máxima para sus enemigos: «Mantenerte no es ganancia, destruirte no es pérdida”.

En marzo de 1969 Estados Unidos llevó a cabo bombardeos secretos al norte de Camboya (autorizados por el recién elegido presidente Richard Nixon y liderados por su director de seguridad nacional Henry Kissinger), tratando de destruir los refugios del Vietcong y cortar el final de la Ruta Ho Chi Minh.. Dichos bombardeos no hicieron otra cosa que incrementar la popularidad de los Jemeres Rojos entre los campesinos camboyanos en esta zona del país. Estos guerrilleros, en su afán de conquistar el país, iban cerrando desde todos los puntos a Phnom Penh, la capital ,como una tenaza, llegando a sitiarla el 17 de abril de 1975.

            Los Jemeres Rojos argumentaban que su lucha era para defender y restituir al poder al depuesto príncipe Norodom Sihanouk que hacía el papel de gobernante en su exilio de China. Fueron recibidos, en Phnom Penh,  con la esperanza de que la paz llegaría por fin al país. A los ojos de Pol Pot, los habitantes de la ciudad representaban la clase opresora, mientras que el pueblo legítimo era sólo el campesinado.

El jefe de los Jemeres Rojos  “Duch, el primer alto cargo del régimen de Pol Pot  en ser juzgado, afirmó que acepta su responsabilidad en la muerte de niños, que están entre las decenas de miles de personas que fueron ejecutadas en la prisión, pero remarcó que sólo cumplía órdenes.Cuando los niños llegaron al centro di la orden de matarles porque teníamos miedo de que esos niños se tomaran venganza»Los bebés, por ejemplo, eran asesinados golpeándoles contra los troncos de los árboles

Dos millones de habitantes de la capital y de las poblaciones principales del país fueron obligados a ir al campo.  Pool Pot y declaró a 1975 como el año cero, con lo que quería indicar el inicio de un proceso de «purificación» de la sociedad camboyana de “males” como el capitalismo, la cultura occidental, la religión y cualquier influencia extranjera, en cuya mira estaban principalmente los vietnamitas. Estuvo siempre a favor de un completo aislamiento del país, una economía autosuficiente y un estado agrario. Para ello puso en práctica su maoísmo radical, desalojando las ciudades y confinando a la población en comunas agrarias. Durante 1975 y 1979 Camboya se convirtió en el primer productor mundial de arroz, mientras quienes lo cosechaban morían de hambre y desnutrición

Norodom-Sihanouk
El príncipe Norodom-Sihanouk

Entre las “grandes realizaciones como estadista”de Pol Pot, estuvieron la puesta en marcha de este éxodo de las ciudades al campo-como ya he indicado anteriormente- la abolición del libre mercado capitalista, las escuelas y la cultura , las formas de vida urbanas y la conversión forzada de toda la población camboyana en cultivadores y , por tanto, la expansión y consolidación de las formas de vida rurales y atrasadas, el hambre y las epidemias, la ruda colectivización de la producción y la colectivización de la vida cotidiana (“todos tenían que vivir juntos, bajo los mismos ideales”), la abolición de la moneda,los ataques cotidianos a las religiones y a las tradiciones culturales, la realización rutinaria de ejecuciones sumarias, entre otras acciones.

El 5 de enero de 1976 los Generes Rojos declararon el nacimiento del nuevo Estado con el nombre de Kampuchea Democrática. El Príncipe Norodom Sihanouk, quien había regresado como un supuesto jefe de Estado restituido al poder después de la dictadura, había ya perdido cualquier capacidad de influencia sobre los asuntos políticos de su país y era tan sólo una figura protocolaria, casi al mismo estilo del tiempo colonial. Fue pronto obligado a renunciar a su cargo como Primer Ministro y es puesto literalmente en prisión en el Palacio de Phnom Penh. Asumió entonces la presidencia Pol Pot.

khmer-rougeComienza así un período de la historia camboyana en el que, según la mayoría de las fuentes, perecería una cuarta parte de la población, lo que ha sido generalmente calificado de genocidio camboyano. Este periodo fue ignorado por la comunidad internacional en su tiempo, en parte por el movimiento de muchos grupos occidentales que veían con simpatía a un país que había logrado derrotar al imperialismo yanqui.

El 7 de enero de 1979 Vietnam toma Phnom Penh. El Príncipe Norodom Sihanouk huye a China y Pol Pot y sus hombres huyen a las selvas del norte. Vietnam funda la llamada República Popular Camboyana. Saloth Sar, quien pasaría a la historia como Pol Pot, murió el 15 de abril de 1998 a los 73 años de edad, en medio de las selvas camboyanas que en su juventud habían inspirado sus ideales.

La primera consecuencia del sanguinario régimen es, sin duda, la invasión de Vietnam en 1979 y, con ello, el fortalecimiento de la política exterior vietnamita en la región, contrastada por China. La guerra civil y la guerra contra la ocupación vietnamita prolongaron el tiempo de violencia en el país por un periodo incluso más largo del que duró el régimen. En consecuencia, Camboya se convirtió en el país más pobre del Extremo Oriente, predispuesto a vivir de la ayuda internacional

Pol Pot
Pol Pot

El total aislamiento del país-prácticamente sumido en la Edad Media- hizo difícil mantener una observación internacional de los sucesos. Sería después de la invasión vietnamita de 1979 y el ingreso en la Organización de las Naciones Unidas en 1993 cuando el mundo abriría los ojos a la realidad del drama humano vivido allí en la época a la que hago referencia.

Camboyana de AMRET
Camboyana de AMRET

La herencia de todo este proceso hoy en día, se plasma en que Camboya es actualmente un país eminentemente rural, con tan sólo un 20% de la población urbana, sumido en la pobreza, donde se violan constantemente los Derechos Humanos (por ejemplo, la “trata humana con fines de explotación sexual”), dependiendo su progreso de sus nuevas generaciones a las que es necesario educar responsablemente en derechos y libertades, verdaderas deficiencias democráticas que impiden que este país prospere.

Royal Palace,
Royal Palace,

revista  la alcazaba  9