Revista La Alcazaba

Miguel Romero Saiz

VILLAESCUSA DE HARO, Cuenca, Por Miguel Romero Académico correspondiente de la Real Academia Española de la Historia

Escrito por Miguel Romero Saiz. En En portada, Nuestros pueblos, Viajar

Etiquetas: , , , , , ,

Publicado el 16 junio, 2014 hay 4 Comentarios

image_pdfimage_print
Calles de Villaescusa de Haro

Calles de Villaescusa de Haro

Hay lugares en nuestra geografía provincial que merecen un obligado alto en el camino. En alguno de ellos, el arte alcanza el mayor contenido ornamental entrecruzado con el sentimiento religioso que abocó en tiempos de la Edad Moderna, buscando en la devoción la mayor expresión artística de los grandes hombres del Renacimiento y el Barroco. Eso lo encuentras en este lugar, Villaescusa de Haro, pueblo de los obispos por ser cuna de numerosos prelados –diez en total- en tiempos de Don Diego Ramírez de Fuenleal, el más reconocido de todos.

Portada del Ayuntamiento

Portada del Ayuntamiento

Pero es que este lugar es excelente en historia y en arquitectura. Camino de la gran noble puebla de Belmonte, encuentras una Villa Excusa dentro del territorio de Haro. Nacida en tiempos de repoblación como aldea dependiente de la Orden de Santiago con cabecera en Uclés, fue declarada villa en tiempos del maestre santiaguista Don Fadrique, en 1387, pues como tal empezó a gobernarse con Fuero de Cuenca.

Sin embargo y aunque tuvo tiempo para ser capital de concejo con las aldeas de Haro, Villar de la Encina, Carrascosa y Rada bajo su jurisdicción, es, en tiempos de los Reyes Católicos cuando quedaría exenta de toda jurisdicción gracias al pago de doscientos cincuenta maravedíes que la harían libre. Después, pertenecerá a Ocaña por ser capital de la Orden, religiosamente al arciprestazgo de Belmonte y jurisdiccionalmente a la  Tierra de Cuenca. En su extensión, incluida en La Mancha, adecua su contenido a esa formación en ocres y dorados al sol, como territorio de emblema.

Lavaderos públicos de Villaescusa de Haro

Lavaderos públicos de Villaescusa de Haro

Sin embargo, es tierra antigua. Lo es, por muchas razones. Fue llamada Fuentebreñosa, fundada cerca de un cerro con un rico manantial que le abastecía, luego en tiempo de los visigodos cambiaría de lugar, asentándose ya en este mismo que en época de repoblación fundase territorio.

En sus proximidades, el castillo de Haro, solitario nos recuerda su bonanza y tiempos lejanos de gloria, y en su comarca abundan despoblados que tuvieron su prestancia, pues el del Castilmuño, Encabalgador, Cerezo, Giliberte y las cuevas hondas de las Horadadas, cavadas en piedra de yeso, con varios caños, dan verdadera prueba de ello. Los tiempos guardan hazañas, por eso la Cañada de la Batalla, cerca de Haro o la Huesa de Palenciana, majano que está camino de Belmonte.

Castillo de Villaescusa de Haro

Castillo de Villaescusa de Haro

Las aguas del río Záncara cruzan su término por el extremo sureste, lejos queda el cerro de Orgaz donde se descubriese una mina de plata dando el nombre a ella de Nuestra Señora de la Encarnación, conocido hoy por el paraje de los Tesorillos, haciendo de este lugar y sus cerros vigías que la adornan como preciosa villa en tiempos del XVI.

Ahora bien, amigos, donde Villaescusa es bella, es desde luego en su caserío, en su arte, en su monumentalidad religiosa y civil.

Iglesia prroquial de Villaescusa de Haro

Iglesia parroquial  San Pedro Apóstol de Villaescusa de Haro

El entramado de calles, algunas nobles, alberga edificios importantes. Entre sus plazas, la mayor con el Pósito y su ajardinamiento actual dándole entrada su arco de sillería que ajustaba el caserío en aquellos años del XVI, realzando todo el entramado. Pero es su iglesia la que significa el lugar. Dedicada a San Pedro Apóstol, de traza con-catedralicia en sus pináculos y arbotantes, es

Jesús esperando ser azotado. Imagen de Salcillo

Jesús esperando ser azotado. Imagen de Salcillo

excelente en su construcción. Una verdadera obra de arte arquitectónico que encastra su edificación al lado del palacio de los Ramírez de Fuenleal, ahora Ayuntamiento, tal vez el palacio de ese marqués de Moscoso, la Villeta, esa Casa del Curato en piedra solemne, el convento de las Madres Justinianas con su iglesia del Santo Cristo, las ruinas del Claustro de los Dominicos o convento de la Santa Cruz, la ermita de Santa Bárbara, sin olvidar aquella fuente romana que queda y el edificio que iba a ser la primera Universidad de Castilla, iniciada como colegio por el propio obispo Ramírez y abandonado a mitad de su construcción por la ingerencia indecorosa del cardenal Cisneros. Ahí estuvo la clave de lo que hubiera podido ser este núcleo castellano.

Silleria iglesia parroquial

Silleria iglesia parroquial

Por eso, este lugar ha sido cuna de hombres ilustres, pues en ella, Priores santiaguistas como Julián Ramírez, el que fundase el tercer convento carmelita

Relieves iglesia parroquial

Relieves iglesia parroquial

en Uclés, antes en Mazarulleque, luego don García Ramírez Guillén, último prior perpetuo de San Marcos de León, el afamado don Diego, fundador del Colegio de Cuenca de Salamanca, luego otros tantos obispos de la familia hasta doce, o Fray Juan de Yuste, general de los Jerónimos y, ya en la modernidad, el que a bien tengo de hacer ilustre mención por su ciencia, Don Luis Astrana Marín, han visto la luz y han hecho grande su historia para el mundo.

Retablo

Retablo capilla de la Asunción

Para mí, Villaescusa tiene dos baluartes que abanderan su solera. El tal Astrana Marín, erudito del XIX, hombre de la literatura más profunda, crítico, prolífico traductor de obras, biógrafo de los grandes maestros universales,

Detalle retablo Capilla de la Aunción

Detalle retablo Capilla de la Aunción

conocedor de los escritores clásicos. Pero, el otro baluarte y, sobre todo, como muestra de la belleza en el estilismo puro de un Renacimiento solemne, es su Capilla de la Asunción.

Detalle de la Capilla de la Asunción

Detalle de la Capilla de la Asunción

Maravillosa hechura. Declarada de interés monumental incluida en el catálogo de los Tesoros nacionales, fundada por Don Diego Ramírez, en 1507, con su planta cuadrada reducida a octógono por medio de trompas en el arranque de la bóveda de crucería con esos tres arcos góticos que le dan entrada y su hermosa reja. Junto al altar sus estatuas orantes de los sobrinos del fundador, su retablo tallado en madera renacentista, los remates en pináculos externos y un maravilloso conjunto que no puede pasar sin ser visitado. Es una joya de nuestra riqueza provincial, inolvidable en su visita, pues no con relatar queda así conceptuada, hay que visitarla sin excusa alguna.

 

Rejas de la Capilla de la Asunción

Rejas de la Capilla de la Asunción

 

Revista 52

 

 


Acerca de Miguel Romero Saiz

Miguel Romero Saiz

Nace en Boniches (Cuenca) el 5 de enero de 1952. Aunque siempre se ha sentido de Cañete, pueblo adoptivo, al que está vinculado desde niño por su ascendencia paterna y materna. Su trayectoria profesional está dedicada a la docencia, a nivel de Primaria, luego Secundaria y Bachillerato para finalizar en la Universitaria. Dieciocho años como Maestro en diferentes lugares de nuestra extensa geografía nacional, ejerciendo como Director en dos Colegios y Secretario en cuatro de ellos. Fue Coordinador de Educación de Adultos, ejerció como Inspector Técnico de Educación a lo largo de seis años y luego nueve cursos académicos como Profesor de Bachillerato. Junto a esta actividad, el ejercicio de Asesor de Deportes de la Delegación Provincial de Educación y Ciencia de Cuenca, le permitió compartir Enseñanza y Deporte algo que ha llevado implícito en su persona a lo largo de su trayectoria humana. Calificado por los medios de comunicación como “Hombre del Renacimiento en el siglo XX”, ha sabido compartir su vocación a la enseñanza con el ejercicio de otras actividades creativas, tales como la pintura, donde conseguiría varios premios y habiendo realizado un número de exposiciones a lo largo de una etapa de su vida –estando incluido en el Diccionario de Artistas Españoles-. Luego, su faceta de investigador y escritor le ha permitido llegar a publicar más de treinta libros en este momento, algunos con alto reconocimiento y venta, colaborar en obras colectivas, tales como la Enciclopedia de Castilla La Mancha y el Diccionario de Artistas y esa constante actividad como gestor cultural, encargado de numerosos eventos histórico-culturales, que le han hecho acreedor de un elevado número de Premios, no solo literarios, sino menciones y distinciones a su esfuerzo y labor, destacando el Glauka 2009, un premio de reconocido prestigio que han obtenido personalidades de las letras como José Luis Sampedro, Soledad Puértolas, Rosa Montero, Rosa Navarro y Diego Jesús Jiménez o Lorenzo Silva.Actualmente es Presidente de la Asociación de Escritores de Turismo en Castilla La Mancha y forma parte de la Directiva de la FEPET a nivel nacional, coparticipa en las Jornadas romanas de Valeria Condita, en las Jornadas sobre los Dichos de Moros y Cristianos, Coordinador del programa cultural “Encuentros con la Provincial” de la Diputación Provincial de Cuenca y miembro activo de la Comisión para la puesta en escena de la Alvarada Medieval de Cañete, evento que fundó en el año 1999.

Buscar artículos de

4 Comentarios

4 Comentarios on VILLAESCUSA DE HARO, Cuenca, Por Miguel Romero Académico correspondiente de la Real Academia Española de la Historia. Quieres dejar el tuyo ??

  1. Formidable articulo. Gracias Miguel.
  2. Hola Miguel. Soy investigador, y estoy haciendo un estudio sobre la Hermandades de Ánimas de Herencia (mi pueblo, en CIudad Real). Conozco de la existencia histórica de la Hermandad de Ánimas de Villaescusa, con una capilla en la Iglesia de San Pedro, e incluso de un lienzo de esa Hermandad. En Septiembre, que es cuando cojo las vacaciones, quiero ver in situ ese lugar. SIn embargo, me gustaría saber si conoces algo de la historia de esa Hermandad, si existe aún, y sobre todo me gustaría ver una imagen de ese lienzo.
    ¿Es posible?
    Un saludo.
    • Luis Manuel Moll

      Me he puesto en contacto con la alcaldía de Villaescusa de Haro y me han comentado que espere a ver si tienen alguna imagen, de todos modos a lo largo de hoy o mañana, me informarán. He estado en dos ocasiones en Villaescusa viendo el magnífico y desconocido retablo barroco que hay en la misma iglesia de San Pedro y no vi ningún lienzo.
  3. Gracias Luis Manuel por tu atención. Sé que existió ese lienzo en una ermita denominada de “las animas” pero no sé si seguirá en la actualidad… espero que sí. Yo llevo casi un mes llamando al número que tengo de la Parroquia, pero no me lo coge nadie. A ver si entre uno u otro, sacamos algo.
    Insisto, gracias por tu interés.

Deja tu Comentario

Código anti-spam *